domingo, 24 de diciembre de 2017

Juan Pablo:
¿Encontrar? No sé si esa es la palabra. El otro día una bruja me dijo que era el destino, que estábamos "condenados a coincidir...otra vez" porque ya veníamos juntos desde otra vida. Por qué te demoráste tanto entonces? Cometí brutales errores antes esperándote. Si hubiera sabido que existías me habría ahorrado tantas lágrimas y decepciones. Pero no importa, todo me enseñó que cuando quieres a alguien la comunicación no se pide, se da sola, el tiempo y la compañía no se programa, se necesita y el corazón y el cuerpo te llama para estar con el otro. Que dormir juntos no sólo es cerrar los ojos, es velar por el del lado, cada movimiento, pesadilla, tos... Y que a veces, es normal despertar, abrir los ojos y ver que el otro está con cara de tonto mirándote, contemplándote mientras sueñas, que ya antes del desayuno contáste todos mis lunares de la espalda o que me despiertas llenándome de besos desde el pie, hasta la punta de la nariz. Comunicarse y entenderse no necesita palabras, se entiende sólo con la mirada, con esa magia de extrañarnos al mismo tiempo y reírnos cuando nos llamamos pensando en el otro. Quererse es esperarte despierta hasta que llegues del trabajo, sólo para saber que estas bien con un llamado o cuando tenemos más tiempo, escuchar que abres la puerta, apareces en la pieza y yo salto de la cama para abrazarte y llenarte de besos...traerte una cerveza, prepararte una bandeja con comida y hacerte cariño mientras me cuentas tu día.
Quererse no es ocuparse del otro cuando no tienes nada más que hacer o estas aburrido, es anhelar tener un minuto para vernos, es contar las horas, es como esperar al viejito pascuero, con ansias, yo no sabía que existía eso...eres como mi remedio, el que me calma, me tranquiliza, me da seguridad. Al principio encontraba todo esto tan raro, después entendí que ésto es lo normal, ésto es lo sano. Hoy me duermo tranquila sabiendo que mañana vas a seguir ahí, queriendome, ya no hay inseguridades, temores, miedos, angustias, ya no existen esos silencios que castigan, ni las indiferencias que torturan, ya nada es enfermo! Todo es sano, todo es rico, es tan poquitito el tiempo desde que me atreví a quererte, pero ha sido suficiente para darme el tiempo de entender que en realidad lo que pasó es que me atreví a quererme, a quererme a mi! Ya no hay inseguridades, ni celos, ni mentiras, ni desconfianza, ni traiciones, ni egos, ni utilizar al otro, ahora siento paz de pareja, sé que me extrañas todo el día y para ti soy la mejor del mundo. Sé también que me quieres para siempre en tu vida, así llena de imperfecciones y diferencias, son un poquito más de tres meses pero tenemos tremendo compromiso, mucha complicidad, y cientos de proyectos y expectativas. Hay planes que antes jamás pensé que quisieran conmigo,  me diste ganas de vivir y salir adelante contra viento y marea, me obligas a ser fuerte pase lo que pase con tu "salvate sola, eres fuerte" aunque siempre estas calladito a mi lado por si guateo. Cualquiera diría que todo esto no tiene nada de raro, pero para mi sí, se me había olvidado o me habían convencido que el amor no era mutuo, que había que conformarse con lo que había y que un vaso de agua fría en la cara cortaba cualquier discusión. Prohibido tener expectativas, prohibido preguntar, prohibido dudar, prohibido amar demasiado...y resulta que tú mi amor eres un libro abierto y cada cosa que haces, por pequeña que sea es un regalo para mi. Me mimas, amas que tenga caprichos y te diviertes cumpliendomelos, a tu lado soy una niña! Una tipa hermosa, perfecta, inteligente y tu orgullo, tu mujer.
No me importa cada día de sufrimiento de antes, si hoy tengo este tremendo regalo de la vida. Te adoro, te adoramos todos, eres encantador, simpatico, divertido, cariñoso, amoroso, sexy y terriblemente guapo, eres mi guardaespaldas, el que me protege, me defiende...eres mi superhéroe y mi Kung fu panda. Me tienes loca Juan Pablo!. No te pienso dejar ir, nunca dudes de mi porque ninguno te llega siquiera a los talones. Te quiero mi amor. Sólo... Gracias, gracias por rescatarme del lado oscuro.

martes, 3 de octubre de 2017

Decidí equivocarme


¿Momento de asumir? No. Aún no estoy preparada para asumir y soltar ¿qué saco con negarlo?... Cuesta montones a los 39 años decir lo que todos saben, fui la única culpable de haber "sufrido" la relación más tóxica e innecesaria de mi vida. Culpé a todo el mundo por lo infeliz que fuí y hasta cierto punto sigo siendo, pero no hay más responsable que yo misma. Qué cobarde decirlo a estas alturas, después de pasar tantos días muertos, tantos llantos, tantos momentos que ojalá pudiera borrar, y es que sí, era un monstruo, un monstruo mentiroso, infiel, descariñado, despreocupado, indiferente, cruel, con un talento innato de aminorarme, apocarme,  castigarme y criticarme. Un manipulador mentiroso de un enorme poder que pudo desarrollar todo su odio y mala onda conmigo, y que le permití. La culpa no fue de él jamás, la tontona fui yo sin duda.

Lloré largas y muchas noches a su lado sin que siquiera se inmutara. Más doloroso aún. Pero no fue siempre así,  es decir... Sí, pero se fue perfeccionando a medida que avanzaba la relación. Hoy puedo decir esto de él porque a pesar de que su nivel de engaño y mentira era evidente, su eterna promesa de ser un hombre íntegro y que me quería demasiado me engañó, me autoengañé.

¿Realmente era tan malo o es despecho? Hay de las dos ahí.
....
..........
Todo lo que tenía de csm lo tenía también de maravilloso, la diferencia con hoy es que después descubrí que lo maravilloso también fue parte de su extraña personalidad. Pero lo viví, lo disfruté, ese uraño, mal humorado, fome, y egoísta tenía momentos geniales, si era un gran actor!!! Si hubiera podido darle un Oscar lo habría nominado a varias categorías y seguro se llevaba hasta el de la mejor musicalización. Pero era exquisito, me enamoré CLARAMENTE, ciegamente de él...de lo que decía ser, de lo que fue en un breve principio, tierno, cariñoso, preocupado, regalón, no había noche en la que antes de dormirnos no tomará mi mano y me dijera "te amo carola". Él me abrazaba y todo cambiaba para mi. No lo miraba, lo contemplaba. Creo que vi y amé en él las cientos de virtudes que nadie le alabó y que quizás ni él sabía que tenía, fue un hombre de verdad, llegué incluso a regalarle lo más sagrado que me quedaba, renunciar a tener hijos.

Me hizo creer, creer que valía la pena renunciar a cosas por él, fui distinta, cambié, fue un pilar muy sabio y preocupado en muchos momentos, sus besos eran exquisitos, hoy no saben a nada. Tener sexo para mi era supervivencia... De sólo verlo me volvía loca y lo que quisiera, como quisiera y donde quisiera eran deseos soñados para mi. Que caminara de mi mano, que comiéramos juntos (cuando me soltaba y lograba vestirme) que cada día trajera para mi un chocolate de sorpresa, que cumpliera mis caprichos era estar en las nubes.

Inteligente, muy atractivo para mi gusto, cada detalle de su físico y su experiencia me mataba, verlo caminar, verlo reír!! Verlo reír es de verdad algo divino. Me cuidó. Sí me cuidó mucho, no alcanzaba a decir que algo me dolía y saltaba a curarme o regalonearme hasta que se me pasara, era un agrado una jaqueca o dolor de guata con él porque era el enfermero más delicioso del planeta. Tener frío!? Jamás!! Todos los guateros del mundo eran para mi...hoy digo "tengo frío" y ni me mira.

Me decía siempre lo hermosa que era, escuchaba atento mis consejos y yo a él, es un culiao pero es un culiao inteligente e intuitivo. Soñaba con él, me hacía falta y sus tiernísimos mensajes que me dejaba a diario tenían el poder de alegrar mi día y mi vida.
Renuncié, renuncié a mi misma por él. Jamás me lo pidió, lo hice sola. Llegué enfermamente a creer que me moría sin él, era tanta mi devoción que me cegaba a cosas evidentes.

Le di todo, todo, a conciencia y por decisión propia porque así lo quise porque así valía la pena. Ése hombre que yo tenía a mi lado había luchado por tenerme tanto y tan intensamente que me conquistó. Pero pasó eso...logró tenerme a sus pies y se aburrió, todo le molestaba, todo le cargaba, se hostigaba y me sacaba en cara que ya hacía todo por obligación, no tenía ganas de verme y yo me quedé ahí.

Terminamos decenas de veces...siempre volví... Sabía muy bien como manipularme, pero la gracia siempre era quedar con la idea de que yo lo busqué y a él no le quedó otra que sacrificarse y dejarme volver. Pobre. Un mártir.

A veces era todo tan fantástico que no me quedaba más que dudar de que en algo andaba porque no era normal. A estas alturas mi enfermo perfil sicologico ya está claro no? Yo estaba mal, no él. Yo no debí quedarme fomentando una relación insana. Pero él me engañaba. No, yo no me mentí sola ni lo obligué a estar conmigo.

Sacó lo peor de mi. Conocí una versión mía horrenda que asumo y me avergüenza. Me volví celosa, idiota, enrollada, absorbente, desconfiada, gritona y violenta para pelear. Ya no era discutir, era pelear. Ofensiva y llorona, lo lamento tanto,  de verdad lo lamento tanto, me puse a su altura, a como estaba acostumbrado a pelear e hice lo mismo. Dije y me dijo palabras feas. Saqué en cara cosas que hice por amor, discutí con él en formas y maneras realmente desconocidas para mi, me descontrolé de rabia, una rota, una rabiosa, asumo que eso de perder el respeto mutuo le mata el amor a cualquiera.

Lo amé como de verdad no había amado nunca, le quedé grande, él no fue capaz. Lo odié como ya lo han odiado antes, sentí impotencia tantas veces que llegaba a escuchar crujir mi corazón, el mismo que saltaba de amor y fascinación cada vez que lo escuchaba o veía. Era un csm pero tenía tanto bueno, era especial, cuando decía amarme me sentí completa y amada de verdad, lo agradezco tanto porque nunca fui feliz así. Así como cuando él decidía hacerme feliz. Nos cuidamos, pero él nunca me protegió, cuando debió ser él quien impidiera que alguien me dañara,  él fue el único que me dañó. Fui débil de carácter, cero autoestima, me decían y él mismo me confirmó que buscaba otras mujeres y me quedé, mientras él me decía que no había nadie como yo y que era imposible romper esta química.

Fuimos tan regalones, los reyes del flojeo, los días enteros en pelota, de engordar de tanto darnos gustos, de dormir abrigaditos nivel Dios,  de discutir de política y películas trascendentales como Los Minions,  de tener noches geniales de sexo con Pink Floyd de fondo, y si algo me enloquecía de gusto era cuando lo veía hacer conmigo algo que nunca había hecho, ir donde nunca había ido, darse lujos que nunca se había dado o probar lo que jamás supo que existía...

Estuvo triste y alicaído muchas veces, no podía soportar verlo así, no escatimé en compañía e ingeniosos regaloneos para alegrarlo y jamás lo solté, jamás abandoné su mano y apañé sus pasos uno a uno aunque retrocediera,  a pesar de sus errores nunca he creído que se merezca sufrir.  Que no me amara no lo hace un desgraciado, lo hace un weón que es otra cosa, pero bueno, nunca fuimos el uno para el otro.
Mi pecado fue seguir enamorada o esperando al maravilloso, al genial, al romántico, al que se sentía orgulloso de mi y lo demostraba, del que me besaba y me hacía quedar desmayada en la cama,  del que si le decía que me había pasado algo volaba por mi, del que quizás alguna vez temió perderme, del que sabía pedir perdón y sabía disculpar. Del que en algún minuto me gritó en la cocina que hasta cuando me acordaba de otro y no me daba cuenta del hombre que tenía al lado y que si tregua me conquistó, el cuerpo, el alma, la mente y la guatita.
No es un desgraciado era desgraciado conmigo, dejó de amarme y empezó a odiarme, ahí ahí mismo conmigo al lado, lo que me hacía desesperar, angustiar y ser errática. Ambos nos choreamos del otro, entiendo como sentimientos lindos se fueron convirtiendo en decepción en defraudarse, en cegarse. Siento que el tiempo adicional del partido fue mucho y forzado, siento y asumo que esto debió durar 4 meses y no más. Siento que no sacó lo.mejor de mi sino lo peor. Siento que su nivel de no asumir ni importarle el daño que me.hacía sólo reflejaba lo poco y nada que yo le importaba, nadie puede valorar tan poco a alguien a no ser que no le importe nada. En mi caso tanto lo mucho que lo quiero como lo mucho que lo odio es reflejo de todo lo que lo amé. Pero no puedo seguir cargando la culpa.de mi tontera. No puedo seguir culpandome por las veces que volvió a buscarme, donde me pedía por favor que lo aceptara de vuelta y le diera otra oportunidad para demostrarme lo que me quería, le creí. Le creí. Le creí. Pero cada regreso albergaba más y más desconfianza en mi lo que a él también le cansó.
Resucitamos ambos muchas veces al muerto y la verdad es que debieron ser 4 meses, nada más, luego de eso me empecé a sentir la tonta útil y se lo dije cada día y vez que pude.
Nos apuñalamos en feas discusiones ambos, qué ganas de borrar tantas palabras...
Cuidé su sueño y él veló mis enfermedades y operaciones, me dejó llorar en su hombro y celebró conmigo triunfos y derrotas. Estar a su lado miles de veces me hacía feliz, pero la inseguridad de una persona tan cambiante y bipolar que por mantener sus mentiras me convenció de que yo estaba loca y tenía que "hacerme ver" fue fatal.
Lamento que la química sexual también se perdiera, a la larga era lo único que nos unía, hasta que me di cuenta de que a pesar de eso se acostaba con otras, la cama con él pasó a ser tan desaliñada como sus besos.
No soy ni fui la mujer perfecta,  asumí aquí varios de mis errores y de lo mucho que me arrepiento de haber actuado así, yo era una mujer diferente que amaba amar cuando lo conocí, hoy mi sentimiento que aún queda es culposo y doloroso.
No puedo olvidar cada oportunidad que embarró y con un talento digno de reportaje terminaba dándolo vuelta y culpandome a mi, hasta poniendo palabras en mi boca que jamás dije o especulando que yo hacía cosas que a estas alturas digo, ojalá hubiera hecho.
Intenté tanto no fallarle, intenté tanto entenderlo, intenté tanto tirarlo pa arriba...más de alguna vez lo vi tan enfermo y hasta accidentado que sentí que me moría de angustia y desesperación que sólo se compara por el amor y devoción que tengo por mi padre. Yo creo que él jamás dimensionó de verdad que pudimos haber sido felices, si el no me hubiera mentido ni engañado tanto,  si no hubiera vengador todos sus sufrimientos y frustraciones conmigo, si me hubiera cuidado como la rosa con espinas que soy, si hubiéramos potenciado lo bueno de cada uno,  si él hubiera sido el hombre que decía que era y yo hubiera podido ser la mujer feliz que sé que era.
Hoy que no estamos juntos lo extrañé mucho en un principio, luego fui verificando a diario Los rumores y lo que él mismo asumió, qué pena más grande que te asuman cómo te hicieron tonta y que horrible pegarse ese vaso de agua fría encima...otra vez, una y otra vez.
Ya no te amo, ya no te quiero más, si pudiera retroceder el tiempo no te conocería, nunca he dicho eso de nadie a pesar de la lista de virtudes y cosas buenas que tienes... Pero que no tienes para mi.
Fuiste bueno, tu actuación mejor que El Gran Gatsby... Si lo bueno fue mentira también te lo agradezco, fui feliz. Y a pesar de todo sí, sigues teniendo más cosas buenas que malas, y creo que con la correcta vas a ser el hombre maravilloso que a mi me prometiste, no lo dudo.
Peleas más. Peleas menos, conflictos más. Conflictos menos...besos más, besos menos...me disfruté contigo. Fui feliz cuando vi tu crecimiento y logros, me sentí orgullosa cuando te ví sacarte las lágrimas y salir adelante, fui feliz y agradecida por lo que hiciste por mi desinteresadamente. El tiempo me va a ayudar a dejar de tenerte tanta rabia, porque la rabia no es contigo...es conmigo. No debí creerte, no debí darte la oportunidad. No debí luchar tanto, no debí perdonarte tantas cosas, no debí aceptar que el que fuéramos distintos lo convirtieras en una desgracia capital, no debí dejarme seducir por tu talento culinario, musical, habilidades y dones.
Hoy me voy con esta mochila vacía, porque no quiero llevarme nada tuyo, nada nuestro, ya te dejé todo de mi ahí.

Yo sólo debí ser de paso....porque no hay error más grande que elegir equivocarme y amarte a ti.

lunes, 10 de febrero de 2014

Esto no es un manual

Por @carolita_rock

Hay cosas tan buenas que pasan en la vida y que, cuando trabajas como loco o vives apurado y contra el tiempo, no valoras. Soy feliz porque por varios motivos he podido vivir estos meses a concho, saboreando literalmente las cosas fantásticas del día a día. Dormir a la hora que quiero y cuanto quiera, sentir el viento como abre mi ventana, a mi papá levantarse sin hacer ruido para buscar su diario y el desayuno, prepararle el almuerzo que él quiera y comer juntos!! Pasear, cuidar a mi hermana cuando está enfermita y mimarla con pequeños detalles, escucharla pelar el cable y ver teleseries juntas, caminar o andar en bici de noche, recibir los saludos y piropos de los conserjes del edificio, bailar tango con Aníbal mientras se mata de la risa, recorrer hooooras los mall y supermercados, ferias artesanales y cuánta cosa vemos en la calle, disfrutar a una suegra cariñosa y divertida, ver a mis amigas tener hijos y a otras renacer, he tenido tiempo para casi todas, para verlas, visitarlas, jugar con mis sobrinos y ver reír emocionada a mi abuela.

He tenido tiempo para regalonearme física y emocionalmente, cosa que es adictiva, cara y gozo con ganas, cueste lo que cueste, antes jamás me premiaba. Millones de cosas pasan en un día y las valoro hoy sólo porque me di cuenta que no hay que matarse en la pega porque te abandonas y descuidas tu entorno, y a ellos no le importa que dejes tus mejores momentos allá, pero hay que trabajar y tratar de ser feliz en lo que haces y si no te tratan bien, ándate, no hay nada más importante que lo que vales y lo que tienes a tu alrededor.

Muchos sufren en el metro, yo después de años (en los que pagaba escolar) estoy aprendiendo a usarlo nuevamente, camino para todo y lo disfruto, muchos odian trabajar y yo ya quiero volver a hacer funcionar mi cabeza con lo que sé hacer y nunca jamás, volver a dejar mi dignidad y corazón donde no lo vale, nunca más salir fuera de horario perdiendo tiempo para disfrutar con mi familia o mi amor y nunca más llevarme trabajo a la casa y por ningún motivo responder mails o cosas de pega el fin de semana.

Logré entender una cuestión fundamental; quien ama de verdad no traiciona ni engaña y que el pedir perdón o perdonar es un derecho de cada uno, si no quieres hacerlo y no te nace o no se lo merecen, no lo hagas...!! Dios ajustará después cuentas contigo. Aprovecho de recordarle a quienes me conocieron que si ya no son parte de mi vida, no intenten volver, ni aparecer, ni saludar ni nada porque para mi no existen más. ¿Lo encuentran infantil y odioso? Pues no me interesa, yo decido quien es o no alguien en mi vida, mi pasado o mis recuerdos, el que me perdió... me perdió.

Aprendí que siempre es bueno tener un chocolate en el velador y que si es sobre 60% cacao no engorda tanto. No se me va a olvidar nunca más que no basta con dar orden de no pago a un cheque sino que también hay que avisar en Carabineros, que en las vías exclusivas sí te sacan partes y que Waze es el mejor invento después de la secadora de ropa.

Le perdí el miedo a la bencina de 93 octanos y como es más barata y estoy en economía de guerra, ahora uso esa y no pasa nada malo!
No se me va a olvidar que la privacidad de fcbk, twitter y otras redes es fundamental y que lo que opines sí puede ser traicioneramente usado en tu contra, por gente que no conoces o por tus mismos "colegas" de trabajo.

Entendí que no es abrazar a cualquiera, es acurrucarse con quien pone su brazo para sostener tu cabeza y abrigarte del frío, que escuchas respirar cerca de ti en paz y hace que duermas con una sonrisa...ahora si no ronca no sólo es fantástico, sino un milagro. Y al fin le di valor a la opinión de mi padre con respecto a mis parejas, si encuentra que son poca cosa o por alguna razón no logra encariñarse con él, OJO..es por algo y al final nos piquemos o no, tienen razón. De pasada me di cuenta que la suegra para mi es fundamental, y si la vieja es una rota desentendida, mal educada y mala clase contigo, el hijo será igual.
No me arrugo hoy en decir que más amo un hombre cuando es inteligente, educado, limpio, cariñoso, atento, sacrificado, masculino, emprendedor, trabajador, buen arreglador de cañerías, pintor de brocha gorda, rascador de espalda, chistoso, preocupado de su familia, generoso y atrevido en la cama ¿Notaron que no dije nada de lo físico, estético, religioso, politico o elitista? Eso se aprende con los años.

Sean felices, es tan fácil dejar algunas peleas antiguas de lado y reconciliar amistades que valen la pena y más fácil aún, sacar para siempre de tu vida a quienes te contaminan y presionan para mal. Los amigos de verdad son pocos y hay que cuidarlos y no dejarlos de lado porque son en los primeros que pensarás cuando todo te salga mal y lo pasado es pasado y jamás va a ser bueno traerlo al presente.

Aprendí que la venganza es deliciosa, pero se disfruta muchísimo más cuando la vida solita toma su curso y deja pasar el cadáver del enemigo frente a tu puerta, que la mentira siempre pierde y que todo lo que uno hace se devuelve o se paga aquí, en esta vida. Juzgar es súper fácil, sigan haciéndolo no más, la vida nos va a dar buenas lecciones al respecto, hay que vivirlo.

Lo que jamás olvidaré es que la fe mueve montañas y Dios hace milagros, el amor llega cuando menos lo esperas y hay centros comerciales para vitrinear en todas partes donde ande mi hermana.

Acepté que hay que cuidar la salud, el cuerpo sí habla y hay que escucharlo. No soy la futura ministra de Salud pero hay que escucharlo. Ya está bien, podemos ser sordos un tiempo mientras se pueda, pero todo tiene un límite y la idea no es empezar a tomar en cuenta que el carrete y la fatiga de material es grave cuando ya es visible. Asumo, debí cuidarme antes y evitar taaaaaantas patologías que ocultaba con Jack Daniels, tan rico Jack y tan buena panacea.

Iquique es el Miami chileno, mi equipo de fútbol de corazón es O´higgins, un charquicán con huevo frito puede conseguir en mi más que una caja de chocolates finos, tengo amigas que amo como si fueran mis hermanas de sangre, me gusta el glam rock pero pocos me han escuchado cantar cosas imperdonablemente románticas, disfruto como cachorro derretido que me hagan la manicure, las patitas, las pestañas, masajes en el pelo, etc...y siempre, pero siempre cuando me pongo a pelar, termino mordiéndome la lengua.

Estas reflexiones pueden ser producto de casi ocho meses de libertad sin trabajo, que han sido como un premio a mi alma y también a que en poquitos días cumpliré 36 y siento,después de muchos cambios, que volví a nacer, volví a vivir y aprendí a disfrutar.

miércoles, 22 de enero de 2014

Pasados los 30, la edad de la "resistencia"







Por @carolita_rock

Sí, tiene sus ventajas y sus pro notorios estar entre los 30 y 40 años, para qué estamos con cosas, muchas sabemos y hemos vivido en carne propia eso que dicen que es la flor de la vida de las mujeres, que se ponen más lindas, más guapas, más inteligentes, más llamativas, seductoras, rentables, independientes y calientes.

Generalmente las que tienen pareja estable o inestable lo pasan mejor porque algo pasa en las hormonas femeninas que se ponen más osadas, atrevidas y con ganas de jugar, aquí se encuentran las “Milf” y muchas otras que ya no tienen tantos pudores religiosos o sociales y se lanzan a la vida a hacer feliz a sus parejas y a ellas mismas, teniendo bien clarito que tienen el derecho y el deber de pasarlo igual de bien o te quejas.

Así mismo pasa en lo profesional, la mayoría ya tiene un trabajo estable y mejor remunerado, o al menos que alcance para pasarlo bien y mantenerse.

Pero aquí empieza lo que descubrí como
la etapa de la “resistencia”, esa es una palabra muy disimulada pero cruel, crueeeeel de adentro y obvio porque después de los 30 y entre tanto jolgorio y hormonas revueltas, empieza de a poco a aparecerse la resistencia en pequeñas cosas, que después son tan enormes que no resistimos pensarlas.

Y aquí estoy, resistiéndome a tomar una copa de champaña mientras escribo porque engorda y después de los 30 cuesta mucho más bajar de peso, resistiéndome a un cigarrito porque la piel se arruga y en las mañanas a los 35 años que tengo, me veo unas pequeñas patas de gallo, que aunque son pequeñas me resisto a que se conviertan en patas de araña, saliendo carísimo disimular con una crema decente, porque me resisto a seguir usando BabyLee para mi cuerpo… ya se ve y huele ridículo.

Figuro además con una crema de masaje para el pelo, digna de peluquería noche por medio porque hay que cuidarse las mechas, ahora con la edad se seca más, crece menos, se ponen feas las puntas y ya no se ve saludable como a los 25, cuando podías lavarte el pelo con un 2x1 en un camping o con el shampoo que hubiera, porque ahora tu pelo se resiste a algo que no tenga una calidad decente para que quede digno, el frizz es muy cruel y las puntas partidas, vengativas. Resultado, más lucas en shampoo y bálsamo y si tienes tiempo, crema de masaje.

Vengo llegando de unos días en la playa y estoy exactamente igual de “blanca” que cuando salí, la resistencia al sol es mi dolor más grande hoy pasados los 30. Antes me despertaba temprano con mis amigas para asolearnos en horarios peak y estar neeeegras y contrastar en las fiestas nocturnas, hoy no resisto más de 15 minutos al sol con factor 30 porque me sube la presión y las lindas y coquetas pecas del pasado hoy se convierten en manchas en la cara que duran todo el año, por Dios!! Todo el año!!...y me resisto a comprar “además” cremas para las manchas.

No se rían, pero veo apenas la pantalla del computador porque ya que la genética no fue muy generosa conmigo, tengo las pestañas cortas y poquitas, entonces tengo puesto un gel especial para que crezcan y se vean prominentes, me resisto a perder el encanto de mi mirada.

Ya después de los 30 hemos probado casi todos los sistemas de depilación del mercado sobre nuestro cuerpo, pero para ser bellas hay que ver estrellas, si antes podías derretir una cuestión para sacarte los pelos usando el microondas, hoy una sesión de “Diodo” cada tres meses es sagrada, porque los pelos se resisten en desaparecer y cuesta el cuádruple.

Antes de los 30 años hablar de blanqueamientos no era tema, hoy el blanqueamiento de dientes producto de algunos vicios es una necesidad primaria, para qué hablar de “otros” blanqueamientos que hay en el mercado, incluso de “alma”.

No es para morirse, pero sí hay que resistirse a algunos gustitos y loquilladas que hacíamos antes por el bien de nuestro cuerpo y la salud, por eso después de los 30 las mujeres somos más caras en las Isapres, porque es cuando nos pasa todo, los hijos, las enfermedades, los cambios hormonales, de peso, de conciencia, de hábitos, el estrés, las ganas de “enchularnos” y hacernos unos arreglines que más jóvenes no teníamos calculados, hablamos del colesterol, de la glicemia, el PAP (y no es la bebida) y la mamografía, por más que nuestra mente se resista como en mi indigno caso, el cuerpo nos pide control y escucharlo.

Hay cosas que no son fáciles de resistir, como por ejemplo la moda de las mujeres maduras que comen pasto tierno…y para qué resistirse! Si uno estará menos joven pero no más we…

Y lo peor de todo, las canas.

Éste es mi “resisto” más grande de la vida. No logro asumir que me salgan canas, por lo que pasado los 30 no sólo yo sino muchas mujeres se resisten a que se note el paso del tiempo porque no se puede, eso sí que no se puede y hay que hacer lo que sea para disimularlas, el método, color o forma es cosa de cada una, pero les recuerdo algo, las canas no sólo salen en la cabeza y si no quieres encontrarte con una sorpresa que te deje traumada todo el día, el depilado brasilero es el mejor método de evitarte el mal rato. LO DIJE Y QUÉ!

Jamás voy a olvidar la cara de una amiga cuando me dijo “Galla!!!! Me salió una cana ahí! Ahíiii!”. Esa sí fue cara de resistencia.

La edad de la “resistencia” sirve para el “lucro” claro, piénsenlo bien…algunas partes del cuerpo se resisten a mantenerse firmes como antes y no queda otra que ir al gimnasio o a los masajes o vendajes o sometimientos al frío del terror, o torturas chinas mezcladas con ondas rusas para recuperar lo que se cayó y de ahí el boom en Chile de los centros de estética o gimnasios y cómo dejar afuera los cupones de descuentos por mail, son el terror de las treintonas, no nos resistimos a ninguna tontera!!. No olvidar que la cosa es: las pechugas están firmes y resistentes mientras no puedan sostener un lápiz en el pliegue, si usted ya puede afirmar un estuche completo con las pechugas no se resista, hay que hacer algo.

La cosa es que nadie se resista a adorarnos, es efectivamente la mejor etapa de las mujeres, aunque espero que los 40 y los que vengan también tengan su encanto.

Por mientras, invierta en lo que sea ¡no se resista a verse y sentirse feliz y sana!

lunes, 22 de octubre de 2012

¿Qué se creen?



Por @carolita_rock

Llegan, te conquistan y te pierden. ¿Qué les pasa a los hombres? No he dejado de escuchar la queja de cercanas y amigas (y también me pasó) de esas conquistas maravillosas, romances idílicos, citas sorprendentes o enamoramientos flash que dejan aturdida y desconcertada a cualquiera y que después, se rompen tan intempestivamente como empezaron.

Algunas quedan anonadadas con el golpe o simplemente desconcertadas con lo ocurrido porque muchos lucharon fervientemente por ellas e incluso invirtieron (matando la teoría de que un hombre gasta plata sólo en tres citas y si no resulta nada con ella, no habrá una cuarta ) y después de regalonearlas, buscarlas, seguirlas, monitorearlas, presentarlas a la familia y lo que es peor ser conocido hasta por las amigas, les viene como un ataque al píloro y huyen.

¿Cuál es el plan? ¿Para qué se las dan de príncipe azul si después el caballo les resulta lento para arrancar? En serio no entiendo, he visto romances preciosos y perfectos en que se nota que no sólo buscan sexo en nosotras, sino que amistad, cariño, compañerismo, jugueteo y complicidad y cuando lo logran tener, cuando ya sabes y sientes que los sentimientos están más que involucrados y bajas la guardia porque ya te conquistó y confías en él, colapsan.

¿Es el miedo al compromiso? Cuesta tanto encontrar un tipo que te haga sentir feliz y perfecta, las mujeres no somos fáciles de convencer porque siempre estamos pensando mal y pasándonos rollos de mil cosas, hasta la menos “atadosa” se toma su tiempo y no se deja conquistar completamente hasta no tener analizado al futuro prospecto, claro está si no lo buscas sólo para sexo, ahí con que sea rico y bueno para la cama, no importa lo otro. ¿Pero qué pasa cuando realmente sus estrategias y artimañas funcionan y parecen ser unos tipos increíbles? Les aceptamos incluso a una ex metiche y acosadora, dos y hasta tres hijos, una y hasta dos ex señoras, exceso de trabajo o poco tiempo para vernos y mucho más, que antes no estaba en nuestros parámetros.

¿Por qué cuando se convierten en reales príncipes azules y nos sentimos felices y completas y no podemos creer el tipazo que tenemos, les baja la tontera? Creo que estoy haciendo demasiadas preguntas que no puedo responder. Ya pasados los 30 es difícil que nos hagan lesas tan rápido y más difícil aún enamorarnos ¿por qué cuando lo tienen todo lo pierden sin temor? Honestamente y lo digo por experiencia personal, el mejor estado de la mujer (hasta la más crazy horse on ice) es cuando está plena, cuando se siente segura y feliz, cuando fue conquistada con argumentos y con acciones bajamos la guardia, somos regalonas, atentas y agradecidas, nos volvemos juguetonas, chistosas, risueñas y full sexuales, lo que es peor, he visto amigas que hasta han dejado de ser “un trozo de hielo en la escarcha” y han puesto a funcionar el corazón.

Puede sonar cursi, pero ¡que levante la mano la que no le ha pasado!

Hay hombres que ya viniendo de vuelta, con un buen futuro y la posibilidad de amar a una buena mujer, que logró que le creyera y quisiera y es parte de su vida su departamento y entorno, que maneja sus horarios y que tiene cosas en la casa de ella y ella en la de él, porque él así lo quiso, ¿qué hace que de un día para otro arranque con argumentos tontos y razones estúpidas?

¿Cuando los príncipes azules encuentran estabilidad también corren?¿Puede ser que por otra plebeya pueden dejar todo lo que tanto les costó conquistar?...Quizás les gusta la chusca que se cree rica y anda diciéndolo en redes sociales, con fotos “exóticas”, la que le coquetea a todos teniendo pololo, la que no quiere contar su situación sentimental por si le cae algo, o la que no tiene interés en comprometerse y que para ella un príncipe azul sigue siendo un hueón rico para tirarse. ¡No es malo! Pero entonces búsquenla para eso y no para andar en eventos familiares y semanas completas con ella al más puro romance de Disney.

¿Qué pasa?...Somos nosotras o algo está pasando con ellos. ¿Ya no queda mito al que aferrarse para soñar con “amor”? No me vayan a decir que ahora prefieren ser los “sapos”…a los del cuento me refiero.

viernes, 15 de junio de 2012

No más solteras de treinta, no más chantas en la red


Por @carolita_rock

Sinceramente el boom de la justificación de las mujeres solteras sobre 30 ha tomado fuerza estos últimos años, no lo veo como una buena defensa a la opción de elegir estar sola, sino más bien (y con una mano en el corazón y la otra en otra parte lo digo) a que está cada día más difícil encontrar al correcto. Y les aseguro que ellos piensan lo mismo.

Sorry el español antiguo pero estamos súper “hueviadas” para vivir o tener una pareja, nos llenamos de prejuicios y nos estamos victimizando. Raro me parece ver series de solteras arrastradas que mientras más compran y más viajan y más se juntan con sus amigas dicen que es mejor eso que estar con alguien y no puedo creerlo! Honestamente ningún estado humano (además de la maternidad) es más completo y entretenido que estar en pareja, sea cual sea la opción sexual de cada uno.

Quizás me contradigo con lo que muchas veces escribí pero hay miles de tips sexuales, miles de tips para volverlo loco en la cama, miles de tips para aprender a quererte como eres y detectar al hombre perfecto, y hemos olvidado la espontaneidad del acto de ….sentir, de darse el tiempo de conocerse o de aceptar el ser rechazado y rechazar.

¿Cuántos defectos les encontramos a ellos!!?? Impresionante!!! Pero se han puesto a pensar en los que ven en nosotras?...siempre pienso que si mi pololo me criticara tanto como yo a él hace rato lo habría mandado a la cresta. Muchas veces huyen de nosotras y puta que cuesta asumirlo, entre uno y las amigas nos inventamos mil justificaciones para culparlos a ellos por el fracaso pero a veces, la respuesta está en nosotras.

No es una nueva generación de solteras treintonas, somos una generación de hueonas con mala cuea, que elegimos mal, que confiamos a la primera, que nos hacen un nanai y caemos como gato con hambre, nos engrupen un par de semanas y no sólo les abrimos la puerta de la casa, le abrimos las piernas y hasta nuestras finanzas y después de eso no queremos nada más con el mundo.

¿La calidad de los hombres ha cambiado?..no creo…siempre han sido así, desde que usaban capa hasta hoy que usan condones fluorescentes, y por mucho que culpemos a nuestros trabajos y desarrollo personal el retardar la posibilidad de amar o estar con alguien no les creo, no me lo creí para mi, no lo creo para ustedes. Nos pusimos más exigentes y no es malo, aspiramos a un buen hombre con buenos recursos, pero igual se nos sueltan los tirantes del churrín con un garzón rico, un despachador de pizza con wen poto, o cualquier otra digna profesión por lo demás, pero que no está dentro de nuestros parámetros, pero que en un minuto de soledad el parámetro cabe perfecto en la cama.

Me di cuenta en redes sociales que los hombres han tenido un espacio enormemente fácil para encontrar mujeres solas, solteras, calientes, casadas o lo que sea, para pasarlo bien…varias caímos, ASÚMANLO…por favor no las apunto con el dedo pero les digo chicas, algunas tienen unas “bios” que son lo mismo que tener un cartel en la frente. Habemos algunas que tenemos suerte y encontramos buenas amigas y amigos y otras que tenemos más suerte que después de aprender de hombres que son un verdadero fiasco, aparece uno que…ahhhh!!!! Es fantástico.

¿Pero como confiar en quienes no vemos? Cómo saber que en esa cosa hormonal y loquilla que nace en las mujeres después de los 30 se esconde un montón de estupidez y poco tino, que nos ciega y hace caer con hombres que entre DM y cositas raras te hizo creer que era un buen hombre y resulta que no te diste cuenta y no sólo te lo puso como quiso, sino que durmió en tu casa, le cocinaste, salieron juntos, lo conocieron tus amigas, y hasta invertiste en él con la misma confianza de la subida de las acciones de facebook.

Ellos siguen siendo los mismos charlatanes que antes reconocíamos en una fiesta o en un pub y que de lejos espantábamos, ahora no estamos filtrando, no estamos notando que nuestra desesperación por compañía (que justificamos en las solteras de hoy) nos hace elegir mal, porque pocas y pocos son los que han encontrado un buen amor en las redes sociales.

En lo personal me aburrí hace rato de hacerme la sabelotodo, la súper independiente, la que defiende al gremio, la que arregla sola el auto, la que sabe como llegar a todos lados, la que dice en twitter que su escaldasono es mejor compañía que un hombre, la que se cree inalcanzable, la que da conejos sexuales y bla bla bla…soy una treintona que un día quiere ser mamá, entrar de algo parecido a blanco a la iglesia, regalonear a mi pareja con lo que le gusta comer y poder hacerme la niña frágil y que me cuiden cuando estoy enferma y me den calor sin escaldasono. Pero para todo eso no recomiendo buscar en redes sociales a la pareja ideal, sino que salgan, vivan, compartan, conozcan a los amigos o el hermano de…¿se acuerdan? Antes lo hacíamos así.

No es malo ser treintona con pega, con hijos o sin, con gatos persas, con departamento y auto, no es malo vivir aún con los papás y no haberse titulado, no es malo haber fracasado en el amor muchas veces, y menos malo es pasar este tiempo acompañadas, creo y estoy segura que es en los treinta cuando empiezas a dejar de justificarte por las caídas amorosas y asumes el culparte cuando te equivocas, es cierto que una se empieza a conocer más, pero también es cierto que necesitamos conocer más a quienes nos pretendan y volver un poquito a lo clásico, los touch and go o hit and run siempre son entretenidos, pero se de muchas que les encantaría que al despertar en la mañana, alguien te diera un beso, agarrara un cachete…y si se queda contigo para siempre, mejor.

Ahora aquí va un mensaje a pedido del público; a todos esos charlatanes desesperados por casarse o por encontrar un clavo para pasar una pena, y usan fcbk o twitter para eso, a todos esos frescos que juran amor eterno y chatean con la ex o con la amante y se dicen cosas calenturientas, a todos esos que se enteran que la ex viene de viaje a su ciudad y están tiritones como 4 meses, a todos los frescos que mienten y salen con otras, que nos engrupen mirando a los ojos y que siempre, siempre los terminamos pillando, a todos los “nuevos cafiches” que usan a las minas (culpa nuestra) para obtener cosas, a todos los que salen contigo por alguna razón y no le gustas, a todos los malos para la cama les digo…les sentencio, cuidado con nosotras, sí, pueden que nos hagan hueonas un ratito….pero todo se paga en esta vida, todo!

Uff! Dije mil temas pero remato con el que no hay que ser soltera para ser top, no hay que estar sola y ser exitosa para ser reconocida, no justifiquen que son las nuevas treintonas entretenidas, todas queremos amar y que nos quieran, pero ojo, un avatar no es lo mismo que tenerlo al lado tuyo, conocerlo, saber como vive, piensa y es en verdad. Cuando uno ama a veces es rico sufrir, pelear y reconciliarse, es rico andar de la mano y es genial, pero genial para ser feliz.

viernes, 16 de marzo de 2012

Los hombres con útero


Por @carolita_rock


¿Raro término verdad? Pero es más común de lo que parece. Con los años, las costumbres, los cambios de mentalidad y la lucha de género, las mujeres y la sociedad le fuimos pidiendo a los hombres, a nuestros machos alfa, que dejaran de ser tan brutos en algunas cosas y que intentaran pensar más como una mujer explotando su lado femenino, pero aunque para algunos ha tenido un excelente resultado, para otros que se tomaron literal el tema de ser un poco más “como mina” se les salió de las manos e incluso se han vuelto tan extremadamente mamones e histéricos que desconciertan.

Es como si tuvieran útero, es como si les diera el SPM o la menopausia y es insoportable, porque una cosa es una mina de “malas” en aquellos días y otra muy distinta y aturdidora es un mino con SPM porque es algo que no se puede controlar. ¿No les ha tocado alguna vez estar completamente perdida intentando conquistar a un tipo que es como mina para sus cosas? Porque para ser un nudo de atados, pasa películas, complicadas, sentidas, mañosas y mamonas hay que ser mina para que salga bien, es un talento que viene en el ADN sólo de nosotras, porque en los hombres es abiertamente patético.

Voy al reclamo generalizado, voy a la queja de mis amigas y a lo que he visto últimamente en hombres guapos, encantadores que de un minuto a otro se convierten en puros problemas, no les puedes decir nada porque se enojan, no puedes faltar a una cita porque se amurran, si te ven conectada en facebook o twitter y no les hablas te hacen la ley del hielo o lo que es peor, se vuelven vengativos y eso es de mujeres por Dios! Somos nosotras las maestras en hacer y decir cosas con mensajes ocultos entre líneas, somos las reinas del sarcasmo y las patronas del amurramiento, no sabemos qué hacer ni cómo reaccionar cuando es un hombre el que actúa así.

Ni idea de quién es la culpa, de sus madres, sus ex parejas o nosotras mismas como género, pero muchos hombres mal entendieron el explotar su lado femenino y se han vuelto unas “yeguas” lateras, pesadas y raras…para eso nosotras ya tenemos a nuestras madres, hermanas y amigas, lidiar con un hombre con útero es francamente una misión desalentadora y desmotivante.

¿Qué le hicimos a nuestros machos? A veces pienso que el que partió con todo es ese libro donde le explica a los hombres que ellos son de Marte y nosotras de Venus, es cierto todo lo que dice, pero el que ellos no lo entiendan mucho es vital para hacer que una sienta atracción o ganas de conocer más allá a un hombre con sus torpezas, con sus romanticismos, con la gracia que tienen al tratar de conquistarnos, con el cortejo, la conquista, hoy ellos esperan que nosotras también hagamos gran parte, los llamemos, los persigamos y la verdad es que si a ustedes les gusta así todo el rato bien, a mi me aburre.

Estupendo que sepan cambiar pañales, que nos ayuden en casa, que estén con la mejor cara en el supermercado y tengan claro cuando es el momento justo de no molestarnos porque andamos de mala, pero comportarse como nosotras mata todas las pasiones y se vuelven unos niños sensibles y nosotras unas madres castigadoras y cuando pasa eso, chao pasión!!

Conozco una amiga que casi todos los días se quejaba, y hoy se lamenta, de que el tipo que le encantaba y que encontraba tan bueno en la cama se volvió una verdadera mina, peleas porque no se llaman, porque no se contestan en fcbk, porque no se juntan, porque se dejan plantados, porque le coqueteaste a otro, porque bla, bla, bla, bla y no es ella, es él. Qué lata me da cuando me dice: me siento peleando con una mina, todo lo atractivo que tenía cuando lo conocí se fue a las pailas, ya ni lo bueno para la cama me interesa si es tan atadoso y siento que en este partido le dejé la pelota a él a ver si es capaz de meter el gol, pero difícilmente pasará si ambos jugadores son mujeres.

Quizás el reclamo es un poco duro, pero en mi mentalidad machista (insisto que me gustan los hombres de tradiciones antiguas, galanes, caballeros y atentos) y no los abusadores, siento que hablo por varias que no tienen ganas de tratar a sus hombres con el pétalo de una rosa, para que no se les “sientan”.

Eso del metrosexual, la vida mística, la cuestión media naturista, la ropa más delicada, la sensibilidad ante algunos temas, el respeto a las mujeres, que sean detallistas, lean para entendernos y esas cosas no son el problema, el tema es cuando se les pasa la mano y pasan de la delicadeza con nosotras a la tontera de volverse mamones. Los culpo a ellos y les hago un llamado de atención, pero también levanto la mano para apuntarnos por ser partícipes de aceptar estos comportamientos de nuestros machos que más que debilitarlos, nos vuelven a nosotras más duras, implacables e insensibles.

Por favor no confundir con esos machistas mujeriegos que se burlan de las mujeres y juegan con ellas, no! no queremos eso…queremos un hombre que sepa decidir, que nos sepa salvar (el complejo de Jane siempre está) que tenga iniciativa, que sea tierno y regalón pero siempre macho, que nos rescate cuando estemos haciendo un reclamo enfurecidas y tome las riendas, que salte por la ventana el auto si alguien se acordó a grito pelado de tu madre cuando venías manejando mal, que nos haga necesitarlo, extrañarlo y descifrarlo a diario y no una complicada, sutil y ególatra amiga más.