martes, 12 de abril de 2011

Estas soltera? Qué envidia!

Por @carolita_rock
(editado)



Hace poco me di cuenta de algo que hace tiempo venía escuchando de personas que hoy están casadas y tienen mi misma edad y es que estar soltera es lo máximo a cualquier edad, siempre y cuando no nos cerremos a que aparezca el amor.

En las oportunidades que me ha tocado estarlo, aunque a veces en tiempos prolongados, lo he disfrutado al máximo. La soltería o el estado de “no compromiso serio” o de “nulo régimen marital” tiene muchísimas ventajas que –NO LO NIEGUEN- muchos de los que hoy están en una etapa más formal de la vida, que ya pasaron por la iglesia de blanco, o ante algún machi o artista open mind que los casara, y que para mayor remate ya aportaron su granito de arena al mundo y no me refiero a que hayan plantado un árbol o escrito un libro, sino más bien, que trajeron un hijo a la humanidad, pierden en algunos casos, la libertad que las y los solteros aún tienen.

En un principio –Y LO HE VISTO- están todos contentos recién casados, comprando un lugar para vivir juntos, planificando los niños y mascotas, pero al poco tiempo la perspectiva de la vida cambia. No puedo sacarme de la cabeza el discurso de un amigo (que por supuesto perdí después que se casara) cuando con anillo en mano me decía que ya era hora de que yo tomara las riendas de la vida que no todo era carrete, sexo y Jack Daniels y hoy pasado un par de años sé cuánto me envidia.

Ahora lo veo pasar con cara de melancolía, cuando huele un copete de lejos se le estira la trompita, escucha cualquier canción con un poco de ritmo y salta a bailar y cuando me ve, me abraza tan fuerte y con tanto sentimiento que puedo sentir su alma como me dice… “amiga, cómo te extraño y por favor no te cases”. No dudo que es feliz, muy feliz y no cambiaría nada de lo que hoy tiene por volver a ser como antes, pero sí se nota cuando algo hacen mal y se pierden en formalidades y protocolos familiares y se olvidan de disfrutar, de hacer lo mismo que hacían antes cuando se enamoraron, locuras, cosas divertidas, románticas, salir, compartir, todo eso que los solteros hacen sin límites. Y en él represento a muchos.

El facebook es la prueba viviente de lo que les pasa cuando no manejan bien sus relaciones y se empiezan a coartar las libertades, aunque lógicamente teniendo hijos las responsabilidades cambian, pero el tema está en que siento que se auto castigan y se niegan a disfrutar y no dejan tampoco disfrutar al otro, si salir a carretear con tu pareja o sin tu pareja no tiene por que significar caras largas o el divorcio!... Es fácil detectar a los casados amargados, son los que en los comentarios del muro de Faceboo de los solteros, cuando ellos ponen algo divertido que están haciendo ellos no pueden evitar poner:

- Quién como tú!
- Qué envidia!
- Shhh para de gozar, no estas en edad ya
- Cuéntate una de vaqueros
- Mish! La media novedad
- Tú no cambias
- Oye! Falta aún pa diciembre del 2012
- Cuida tu salud, ya no eres joven
- Te voy a acusar a tu papá
- Hasta cuándo!?
- Shh! la vidita de algunos

El otro día fui a una comida y conocí mucha gente interesante, me reí muchísimo con ellos, todos casados con hijos y con más de uno!! Por Dios casi morí cuando escuché que ya estaban planeando el tercero…pero me reí tanto porque eran geniales, les juro…muchas historias de soltería, muchas historias en pareja y entretenidos, súper jugados aperrados, salen juntos todos, se divierten, se van a la playa, se cuentan todo, comparten, carretean, toman y viajan en parejas. Así me encantaría que me tocara a mi tener a alguien que le guste vivir y pasarlo bien sin olvidar los compromisos y lo que significa compartir un matrimonio o un una relación de pareja juntos.

Aunque creo en el amor y en el matrimonio y soy muy estricta y formal en eso, tengo la esperanza de seguir siendo yo misma el día que me case, no sentir envidia de los que hoy pueden salir, viajar y no andar con la cara larga y que mis amigas digan a mis espaldas que mis hijos y mi marido no sonríen.

Creo que, la mano está en saber hacerla, no se puede ser eternamente joven, ni eternamente irresponsable, ni mucho menos una persona que sólo viva del sexo libre y la fiesta toda la vida, pero mucho menos es necesario ahogarse en el matrimonio y los hijos, si mal que mal mientras seamos jóvenes podemos aún recuperar la magia de divertirnos, lo veo como algo fundamental para la complicidad y carácter de la pareja porque se ríen, vuelven a coquetearse, bailar, cantarse y mirarse como antes es cosa solamente de que se organicen…porque las parejas entretenidas sí existen, yo las vi y ninguno tiene más de 35 años.