jueves, 14 de abril de 2011

Por el futuro

Por @carolita_rock
(editado)



Por algo existe la palabra “pasado” y por alguna razón el pasado es pasado. Siendo que el término habla de un tiempo que ya fue y que cronológicamente ha quedado atrás, es impresionante como los seres humanos tenemos la capacidad de en algunas oportunidades, traerlo al presente una y otra vez.

El pasado puede ser algo que defina el futuro si en nuestro presente no logramos vivir con él de la manera que corresponde, con recuerdos, sensaciones, fotos o historias que nos traen a la memoria ciertas cosa que sucedieron y que marcaron o definieron nuestro carácter y personalidad.

Ok, estamos claras con lo que significa el “pasado” ¿Pero entendemos que todo lo del pasado es pasado, incluyendo personas? Ése es el tema. Muchas veces oí decir que todo pasado fue mejor y creo que es un error pensar así, porque no hay que olvidar, que las experiencias y cosas aprendidas de tiempos anteriores, hoy nos puede guiar en infinitas situaciones presentes, recordando cómo actuamos con anterioridad y qué cosa aprendimos de todo eso, de golpes que a veces nos dolieron mucho. Así sabemos hoy reconocer gente, amigos, parejas y tenemos un referente ya definido por un antecedente que nos “ayuda” a hacer las cosas mejor y no caer en lo que antes hicimos mal.

Esa es la teoría para alguien que en realidad, aprendió a vivir el presente con la experiencia de años anteriores y con eso está forjando lo que se viene más adelante. Bueno todo esto para decir que no sólo el tiempo es pasado sino que lo que incluía en esa época también. Y aquí me refiero a los hombres, la pareja y el amor.

He recordado en varias oportunidades a personas que ya pasaron por mi vida dejando huellas muy profundas, y que en determinados momentos no sólo me hicieron inmensamente feliz sino que también me hicieron pasar las penas de amor más grandes del universo, porque sí, nadie en el planeta sufre como yo (me gusta el melodrama, la sobreactuación y todo el cuento de la victimización, menos mal se me ha pasado bastante con el tiempo) Pero los he ido resucitando de a poco, quizás como forma de cerrar algunos ciclos o como alguna manera extraña de recordar en qué me equivoqué o qué no fui capaz de aprovechar. 

¿Cual es el problema de todo esto? que no me gusta el pasado, pero no es que no me guste la palabra o lo que involucra, sino que me molesta la mala forma en que nosotras (no todas) aplicamos el pasado en nuestras vidas, porque el pasado es fácil, es simple, siempre fue lindo (olvidándonos de lo malo de forma milagrosa) y suele ser la mejor arma para intentar superar algo que no viene bien. Suena enredado pero miren: ¿Cuántas de ustedes siguen pegadas con un amor del pasado? ¿Cuántas de ustedes recaen nuevamente con un amor del pasado, en el tema amoroso o sexual? ¿Cuántas de ustedes cuando están solas y sin amor tienden a decir, “no importa” total yo sigo enamorada de “fulanito de tal” de mi pasado? ¿Cuántas de ustedes no se han pegado un touch and go con el pasado? ¿Cuántas de ustedes aún siguen persiguiendo a alguien de su pasado? o ¿Cuántas quisieran volver a vivir el amor como en el pasado?...es fácil, súper fácil recaer en el pasado cuando las cosas no salen bien en el presente y más fácil revivirlo…hoy tenemos celular, facebook y otras herramientas para llegar más rápido a él, sin requerir una máquina del tiempo.

No entiendo por qué en todo caso la palabra “pasado” y “hombre” van a mi gusto, tan ligada. A muchos de esos hombres en algún minuto les deseamos las penas del infierno y hoy vuelven a ser unos ángeles y personas maravillosas, me da risa, mucha risa y como digo a muchos hasta volvemos a buscarlos recordando los buenos momentos vividos, pero a veces llegamos de regreso recordando claramente el por qué ya los habíamos dejado pasar. El pasado es fácil, el pasado se busca en facebook…el pasado se saca de alguna agenda de la universidad, el pasado nos ablanda la cabeza, porque es más fácil llegar a él que muchas veces luchar o trabajar por el futuro.

¿Saben qué es lo peor? que suele pasar que no nos damos cuenta el daño que nos podemos hacer viviendo en el pasado, porque estamos imposibilitándole al futuro que nos sorprenda, que nos llene de riesgos, magia, cosas nuevas y amores diferentes. Aquí se me viene a la mente ese tradicional, poco fino y conocido dicho de “más vale …conocido que por conocer? Y claro! Es fácil recaer con alguien cuando se está sola por infinitas razones, que jugársela por algo nuevo que tengamos en frente. Sé que no hablo por todas y que menos mal, existen varias mujeres que saben lo que significa “pasado pisado” y no les tienta en nada volver a repetir situaciones, pero quedamos algunas que a veces encontramos en la comodidad de lo conocido, el relajo amoroso.

Definitivamente, lámina repetida NO llena el álbum....y la mayoría sobre 30 conoce muy bien el dicho.